domingo, 21 de agosto de 2011

no hace falta tanto esfuerzo pues ya amanecimos muertos.

Las dos de la mañana y aquí estoy, tirada en la cama con un ejemplar más que desgastado de El Principito. Siempre me han gustado los libros con olor a viejo.Necesito un cambio. No es la primera vez en mi vida que me topo con esa frase que dice "No puedes obligar a los demás a que te quieran como tú les quieres a ellos" y no veas como jode. Y, siguiendo el consejo de alguien que ya no está, la mejor opción es entregarle tu corazón a una canción, o a muchas. Aunque ahora resulta que la mitad de esas canciones sólo me hacen llorar. Aun queda mucho para las 4 y 26.

6 comentarios:

  1. lo bonito, es que siempre he pensado que el mundo se divide en personas que han leido o leen el principito y las que no :)

    ResponderEliminar
  2. Zahara inspira hasta en los momentos menos inspirados...Encontrarse en esa situación es una mierda, lo he vivido. Ánimo, se pasará.

    Un saludo y buenas noches :)

    ResponderEliminar
  3. las 4 y 26 y el principito! qué mezcla taaaaaaaaaan perfecta :)
    Sí, soy zurda y además cojo el boli FATAL! jajajajajajaja :)
    MUA ENORME!

    ResponderEliminar
  4. Es cierto, jode un montón pero también es una verdad que no podemos ignorar... a veces borraría ese tipo de reglas no escritas :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Hermoso blog, te sigo linda. Te dejo mi blog quisiera saber tu opinion, www.beeauty-romance.blogspot.com un besito ♥ !

    ResponderEliminar
  6. A mi también me gustan los libros antiguos! Pero más que leerlos admirarlos:)
    Realmente no puedes obligar a nadie a que te quiera y tienes razón en que realmente (con perdón) jode. Creo que la música y los amigos son los mejores acompañantes:)
    Muy buen blog!
    Unbesito!

    ResponderEliminar

Se cayeron al cajón